Imagen de Encabezado 1, embarcaciones en la orilla.

Imagen de Encabezado 2, personal Armada de Chile en formación

Imagen de Encabezado 3, Ejercito de Chile apoyando en desastres
Imagen de Encabezado 4, Ejercito de Chile en ejercicios de guerra
Imagen de Encabezado 5, Helicoptero
Logo del Ministerio de Defensa Nacional

Ministerio de Defensa Nacional

7 de noviembre de 2017

DGAC entregó avión para exhibición en nueva Estación Cerrillos del Metro de Santiago

noticia_20171107_06

Se trata de un avión de instrucción T- 37 utilizado por la Fuerza Aérea de chile en los años 70, que ambientará la nueva estación de Metro.

La Presidenta de la República, Michelle Bachelet inauguró, el 2 de noviembre, la nueva línea 6 del Metro de Santiago, en la Estación Terminal Cerrillos.

Una de las novedades que llamó la atención fue la ambientación de esta nueva estación, emplazada muy cerca del Museo Nacional Aeronáutico y del Espacio, perteneciente a la Dirección General de Aeronáutica Civil, institución que donó una aeronave de instrucción T- 37 utilizada por la Fuerza Aérea de Chile en los años 70.

noticia_20171107_07

Con la finalidad de lograr una mayor integración y conexión con los barrios cercanos a la estación. Acompaña también a la aeronave un mural alusivo a la historia de la aviación en nuestro país.

La aeronave fue completamente restaurada por la Sección Restauración del Museo Aeronáutico, trabajo que tomó alrededor de siete meses para finalmente -en el mes de junio- trasladarla desde el mismo museo hacia la estación del Metro. Fue una tarea compleja que requirió no sólo de una extrema coordinación, sino que además, de una precisión del equipo de restauración.

“Le retiramos piezas para hacerlo más liviano. No tiene los motores, los equipos de navegación y comunicaciones, baterías y algunos otros componentes parta hacerlo más liviano, tanto para su traslado como la ubicación final, que será suspendido al interior de la estación Los Cerrillos”, señaló Mario Magliochetti, Jefe de Restauración del Museo Aeronáutico.

Dada la envergadura alar de la aeronave, los restauradores del mueso tuvieron que desarmarla y embalarla perfectamente para su traslado. Se trata de piezas únicas, originales que le otorgan un valor adicional a esta donación.