Imagen de Encabezado 1, embarcaciones en la orilla.

Imagen de Encabezado 2, personal Armada de Chile en formación

Imagen de Encabezado 3, Ejercito de Chile apoyando en desastres
Imagen de Encabezado 4, Ejercito de Chile en ejercicios de guerra
Imagen de Encabezado 5, Helicoptero
Logo del Ministerio de Defensa Nacional

Ministerio de Defensa Nacional

3 de diciembre de 2018

El ministro de Defensa Nacional encabeza Simposio Internacional de Comandantes en Jefe de la Armada

El ministro de Defensa Nacional, Alberto Espina, encabezó el Simposio Internacional de Comandantes en Jefe de la Armada “El Poder Naval en los escenarios del Siglo XXI”, que se realizó en dependencias de la Academia de Guerra Naval (ACANAV) ubicada en la ciudad de Viña del mar.

En la instancia participó el Comandante en Jefe de la Armada de Chile, Julio Leiva; los ex Presidentes de la República, Ricardo  Lagos y  Eduardo Frei, representantes de la Comisión de Defensa del Senado y de la Cámara de Diputados, y 35 uniformados invitados, de los cuales la mitad representan a los propios Comandantes en Jefes de las Armadas de Australia, Brasil, España e Inglaterra.

Durante su intervención, el Ministro Espina sostuvo que el Presidente Sebastian Piñera ha solicitado expresamente preocuparse de los cambios que vienen en el mundo y que van a afectar la Defensa, analizar cuáles son las amenazas que se aproximan y las fortalezas que tiene el país y, sobre todo, la proyección que debe tener la Defensa como un elemento clave para la independencia política de los países.

Explicó que, en el caso de Chile y probablemente de varias otras naciones, la Defensa se enmarca dentro de lo que es el proyecto de país que libremente cada nación quiere desarrollar y que el actual Presidente Sebastian Piñera ha resumido en el concepto de alcanzar un desarrollo humano integral. “Aspiramos a que la sociedad chilena pueda desenvolverse, desarrollarse, progresar y que este progreso sea sin exclusiones, sea inclusivo”, explicó. Para lograr ese objetivo, dijo, es fundamental que Chile cuente y tenga la seguridad y tranquilidad de tener paz, rol fundamental que tienen las Fuerzas Armadas.

La paz, agregó, permite que la ciudadanía tenga plena certeza que un país que progresa, tiene independencia política, autonomía, capacidad de desenvolverse en un mundo más complejo. Entonces, en la medida que se tenga un sistema de Defensa moderno, esto permite visualizar nuevos desafíos.

Chile, recalcó, tiene unas de las costas más extensas del mundo, 4.300 kilómetros (8 mil km si se considera la Antártica), proyectando al país al Océano Pacifico que constituye el principal motor económico y productivo del país y del que depende en gran medida su futuro. “Es por esto que el desarrollo del país ha estado y estará siempre íntimamente ligado al poder naval, ya que no existe desarrollo ni crecimiento sin seguridad y estabilidad constituyendo esta las principales funciones de la Armada responsable de la expresión del poder naval nacional. Indudablemente, en un mundo globalizado dinámico, con una continua expresión demográfica y creciente demanda de recursos, el mar cobra una especial importancia para todas las naciones, presentando una gama infinita de oportunidades de desarrollo para beneficial a su población con el intercambio comercial, tecnológico y cultural”, precisó.

Espina dijo que este simposio y su audiencia constituye una prueba contundente de la necesidad y anhelo de crear una conciencia marítima, pero no solamente local sino que global, capaz de generar políticas y convenio que potencien al adecuado uso y explotación de los océanos.

“Quisiera felicitar  a la Armada por organizar este simposio, agradecerles infinitamente a los expositores de quienes esperamos sacar las mejores y mayores experiencias y decirles que estamos profundamente orgullosos en Chile de nuestra Armada, no de ahora durante los últimos 200 años lo he podido comprobar en el ejercicio RIMPAC que es uno de los más importantes del mundo, en donde la dirección de ese ejercicio en el componente marítimo estuvo a cargo de un chileno el Comodoro Niemann y en donde tuve la oportunidad de ver en terreno el prestigio, el aprecio, el cariño que se tiene a la Armada de Chile por su alto nivel profesional, por el alto estándar que alcanzado y que está a la altura de las armadas más modernas del mundo”, concluyó.